Más de 60 mil personas visitaron el Mercado de Industrias Culturales, MICA 2015. Las 35 mil rondas de negocios reunieron a 3500 emprendedores argentinos que ofrecieron sus productos a los 460 compradores del país y del exterior. Además, 9 mil personas disfrutaron de todos los espectáculos en vivo que ofreció la programación.

“Un éxito resonante”. Así definió la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, a la última edición del Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA) que se realizó del jueves al domingo último en el Centro Cultural Kirchner.

Más de 4000 emprendedores locales y compradores (argentinos y del resto del mundo) llenaron durante cuatro días las instalaciones del CCK, el centro cultural más grande de Latinoamérica. “Se realizaron 18 mil rondas formales y casi 35 mil sumando las informales -aquellas más espontáneas- con casi 4.000 participantes que llegaron al lugar. Pasaron más de 60 mil personas por acá”, señaló Martín Rosetti, coordinador general del MICA.

Por otro lado, 300 productores participaron de la Tienda MICA, un espacio de 2.600 metros cuadrados donde se pudieron ver productos de emprendedores locales. Más de 2.000 espectadores, entre productores, compradores y público general, fueron a los showcase de música en la Cúpula y 7.000 personas acudieron a los espectáculos en la sala La Ballena Azul, que tuvo su cénit con “La alfombra mágica: travesías orquestales”, un recorrido por la obra de Gustavo Cerati.

La programación troncal de la actividad, para todo público, ofreció 48 conferencias y clases magistrales, 13 encuentros regionales y talleres para productores, y 11 salas de exposición permanente de cada uno de los sectores participantes. Respecto a la efervescencia de actividades y el éxito de afluencia la ministra de Cultura de la Nación Teresa Parodi indicó: “Creemos que se notó el gran crecimiento de este mercado que evidentemente está cubriendo una necesidad que tenía la gente. Este MICA superó ampliamente las expectativas”.

“La organización vence al tiempo, decía el general Juan Domingo Perón, y eso se percibe”, sostuvo la titular de Industrias Culturales al recordar los inicios de este mercado. “Cuando comencé en los MICA, veía a los productores caminar solos. Hoy, en cambio, los veo organizados, celebro la organización y las personas. Si no tuviese a mi lado al equipo que tengo, nada habría sido posible”, agregó. Esta organización se puso de manifiesto en el Primer Encuentro Internacional de Ilustración -una reunión simbólica para los ilustradores argentinos, puesto que por primera vez tuvieron un lugar para discutir, exhibir y transmitir sus experiencias- o el Encuentro de Centros Culturales, que exploró las capacidades transformadoras de estos espacios.

Por su parte la subsecretaria de Comercio Exterior del Ministerio de Economía de la Nación, Paula Español se refirió al proyecto político, económico y cultural, y resaltó el rasgo democratizador de la cultura: “El mercado necesita del Estado para evitar la concentración”, aseguró.

Entre las conferencias más destacadas estuvieron hablando el español Jesús Fabre, productor de videojuegos de JF Games y su par Simon Lee, de Incubio; el diseñador brasileño Ronaldo Fraga; los productores Carlos Rottemberg y Axel Kuschevatzky; los dramaturgos Mauricio Kartún y Claudio Tolcachir; el editor Daniel Divinsky, los ilustradores Carlos Nine, Luis Scafati y José Muñoz; el productor musical mexicano Sergio Arbelaez y Anibal Kerpel de la discográfica Surco, entre otros.

Durante el mercado, se destacaron, además, el Foro Federal de Editoriales y Revistas y el ciclo de charlas “Cultura argentina, industria nacional”, que reunió, entre otros, a Calcagno; el secretario de Políticas Socioculturales, Franco Vitali; el economista Aldo Ferrer; el presidente del INAES, Patricio Griffin; el experto en Industrias Culturales, Guillermo Mastrini; el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto; y el titular de Radio y Televisión Argentina, Tristán Bauer.
Por el éxito de la convocatoria, seguirán exhibiéndose en el sexto piso del CCK las exposiciones dedicadas a cada uno de los sectores culturales que componen el MICA: música, diseño, editorial, videojuegos, audiovisual y artes escénicas. El espacio de accesibilidad quedará abierto hasta finales de mes.