Durante el MICA 2015, se realizaron 4000 reuniones formales con 800 vendedores y 100 compradores (23 internacionales). De las rondas, unas 2600 fueron pautadas a través de la plataforma y las otras se dieron espontáneamente.

Las actividades que se programaron y desarrollaron tuvieron como eje transversal el abordaje de las diversas perspectivas y problemáticas del sector como generador de trabajo y circulación de bienes y servicios vinculados a las artes escénicas. Con este mismo enfoque se hicieron tres mesas de debate: “La producción de la palabra”, a cargo de Mauricio Kartun, Ciro Zorzoli, Ariel Farace; “La producción del espacio y los objetos”, a cargo de Marcelo Jaureguiberry, Gabriela Aurora Fernández y Juan Benbassat y “La producción de los espacios teatrales”, a cargo de Rubens Correa, Ruben Szuchmacher, Nora Mouriño y Manuel Garavat.
Paralelamente, y como parte del resto de actividades programadas, se presentó el programa de sinergia entre Iberescena e Iberrutas, se lanzó el Premio de Dramaturgia “Memorias de los caminos” y se presentaron los consorcios exportadores de teatro: CETA; PLATO y Fundación Exportar. Se calcula que unas 1600 personas participaron de la agenda de actividades del sector de artes escénicas.

El teatro, la danza, el circo, los títeres y demás vertientes de la performance, representan una expresión cultural de gran interés para el público local. La producción teatral ha crecido de manera exponencial, 55% en términos reales desde 2004, pero más allá del circuito teatral comercial, existe un vasto sector de productores y grupos teatrales que se mueven en los márgenes del canal comercial. En los últimos años, el Estado tiene un rol cada vez más activo, con la implementación de diversas políticas públicas de fomento a la actividad cultural. El MICA busca  reducir la concentración del sector, ofreciendo a los emprendedores un marco donde visibilizar sus obras.